LA NUTRICIÓN, LAS BEBIDAS (LECHES) VEGETALES Y LAS MOLESTIAS MENSTRUALES


Foto de Miguel Á. Padriñán


LA NUTRICIÓN, LAS BEBIDAS (LECHES) VEGETALES Y LAS MOLESTIAS MENSTRUALES


Últimamente, desde hace casi un año, el síndrome premenstrual literalmente me tumbaba. Malestar, náuseas, dolor de cabeza, escalofríos, hinchazón se conjuntaban para lograr que me volviera un bulto inútil durante algunos días. Esto no me pasaba con anterioridad.

Buscando causas, pues siempre he sido muy sana, me di cuenta que tenía dos años que dejé de tomar bebidas vegetales, por cambios en mi vida y por mucha desidia. Cuando preparaba mis bebidas vegetales, no tenía síndrome premenstrual. Pasaba los periodos prácticamente sin malestares.

Ahora que, por edad, seguramente me estoy acercando a la etapa de perimenopausia, quiero recuperar el bienestar que tenía hace un tiempo. Así que me puesto manos a la obra y he ido a comprar ingredientes para preparar bebidas vegetales.

LAS LECHES VEGETALES


Las bebidas vegetales simplemente son los zumos de granos, cereales y otras semillas.  Incorporan en una agradable bebida los nutrientes que contiene el ingrediente, excepto la fibra de la carne en sí.

Comercialmente hay disponible infinidad de opciones.  La más famosa por su cantidad de nutrientes y por su similitud con la leche de vaca es la de soja (o soya).  Es también la más controvertida, pues está ampliamente disponible en su versión genéticamente modificada.

Personalmente, prefiero preparar mis bebidas de manera casera pues así me aseguro que no tienen excesos ni de azúcar ni de sodio.  Además, puedo asegurarme personalmente de la calidad de mis ingredientes. 

BEBIDA (LECHE) VEGETAL CASERA


En casa no hago bebida de soja, pues implica un proceso de cocimiento que alarga bastante la fabricación y yo prefiero hacer tareas rápidas y prácticas.

Tengo siete ingredientes favoritos. A veces hago uno solo, pero prefiero mezclarlos. Al mezclar los ingredientes, se ingieren muchos de los nutrientes necesarios diariamente, en un solo paso. Como todos los días utilizo muchos de los ingredientes (como la avena, el arroz, la nuez) en otras comidas, no es necesario que diariamente tenga bebidas vegetales de todos los ingredientes al mismo tiempo. 

Los siete ingredientes de los que suelo hacer bebidas son:
  • arroz
  • avena
  • coco
  • amaranto
  • almendra
  • nuez
  • sésamo (ajonjolí)

El proceso que sigo es básicamente el mismo: remojar unas 12 horas, escurrir, enjuagar (sólo en el caso del sésamo), moler con un poco de agua (alrededor de medio litro) en la batidora, filtrar con un trapo (explico más a continuación), completar con agua, poner unos pocos granos de sal (como conservante) y refrigerar.

ENJUAGAR (SÉSAMO)

El sésamo puede dar un sabor amargo, por lo que hay que tener la precaución de enjuagarlo hasta que el agua salga totalmente transparente.  Simplemente coloco el sésamo en un colador y lo dejo bajo el grifo del agua hasta que el agua sale transparente por debajo del colador.  Entonces lo añado al bote con los demás ingredientes que se van a remojar.

REMOJAR
El remojo no lo hago con el coco, pues viene rallado y no necesita hidratarse. Tampoco remojo el  amaranto (se vuelve gelatinoso).  Coloco en un bote los ingredientes que vaya a mezclar y los cubro con agua.  Los dejo en refrigeración durante un mínimo de 12 horas.  

Cuando voy a hacer la preparación, pongo las semillas que están en remojo en un colador y las dejo escurrir hasta que ya casi no tienen líquido.  Cuando voy a usar amaranto, pongo por encima unas 2-3 cucharadas de amaranto.  De aquí paso todo al vaso de la batidora, junto con alrededor de medio litro de agua.  El molido lo hago a alta velocidad hasta que queda todo perfectamente bien triturado, en pedazos muy muy pequeños, como harina gruesa.

FILTRAR
La filtración la suelo hacer así: coloco un colador (el mismo de los pasos anteriores) sobre un cuenco y sobre el colador pongo un paño limpio que solamente uso para este fin. Sobre el paño vierto el contenido de la batidora.  Si en el colador no cabe todo el líquido, voy removiendo muy suavemente con una cuchara para que el líquido salga más rápido y de esta manera abro espacio para todo el contenido de la batidora. Cuando todo está en el colador, pongo encima la tapa de una olla y lo dejo filtrando unos 30 minutos.   Después, aplasto el contenido del colador con una cuchara para sacar más jugo. Si veo que todavía tiene bastante líquido, agarro bien las orillas del trapo, las uno, las retuerzo y exprimo el contenido hasta que quede bien seco (ojo con tener las manos bien limpias).

COMPLETAR CON AGUA
Completo con agua dependiendo de la cantidad de ingrediente (aproximadamente una taza de ingrediente rinde para 1,5 litros de bebida sin perder sabor ni cremosidad).  Así que normalmente completo a 1,5 litros.

SAL
En cuanto a la sal, es totalmente opcional pero como me gusta preparar 1,5-2 litros por vez y suele durar poco (unos 3-4 días), pongo unos 4-5 granos de sal gorda sin yodo como conservante.

REFRIGERAR
Es importante mantenerla en refrigeración para que se conserve bien. 

USOS Y COMBINACIONES DE BEBIDAS VEGETALES


Mi favorita por su sabor suave y consistencia cremosa es la de avena. La de coco también tiene buen sabor y un nivel aceptable de cremosidad. Uso mucho el sésamo por su gran cantidad de calcio.

En cada preparación suelo incluir un par de cucharadas de sésamo y 2-3 cucharadas de amaranto.

Las combinaciones que más me gustan son estas (ya sabemos que la cosa no está como para estar gastando una taza de almendra al día):
  • Arroz con almendra
  • Coco con arroz
  • Avena con coco
  • Nuez con avena 
  • Avena con almendra
Normalmente es mi primer alimento del día, en un batido mañanero con aproximadamente un vaso de leche vegetal y un plátano.  Pero la alimentación que sigo será para otro día para no aburrir a nadie con tanta historia.

También uso mucho la de avena con coco para hacer arroz con "leche".  Queda muy bueno y cremoso.  Cuando hace calor, lo bebemos como horchata

CONCLUSIONES


Ya iré contando los efectos sobre el síndrome premenstrual y sobre lo que pueda venir. Los efectos premenstruales graves también han venido acompañados de un deterioro en mi piel (muy grasa, con muchos granos), así que espero también tener buenas noticias sobre el tema de la piel al volver a incorporar todos estos ingredientes con muchísimo valor nutricional a mi alimentación.

A dos semanas de estar tomando nuevamente leches vegetales, han disminuido las molestias.  Ya no tengo hinchazón y los dolores de cabeza pasaron de diarios e intensos a ocurrir a lo mucho una vez a la semana, con intensidad suave y de duración de solamente unas pocas horas.  Sobre la piel todavía no hay grandes cambios.

cuatro semanas de estar tomando nuevamente leches vegetales, empiezo a notar que mi ciclo se va regularizando.  Bajaron las arrugas y la cantidad de granos en mi cara es menor, la piel se va notando más limpia y lisa.  Ya hasta me han dicho que rejuvenecí!!

Mi trabajo está protegido por derechos de autor, por lo que no debes compartirlo libremente, puedes imprimirlo cuantas veces necesites, pero no debes compartirlo con otr@s.  ¡Mejor recomiéndame!!

Cualquier duda o comentario, por favor ¡¡contacta y/o comenta!!
Gracias!




Comentarios