Dos remedios naturales para situaciones cotidianas

Remedios naturales para situaciones cotidianas

Imagen de monicore de Pixabay

Directo y al grano será este artículo.  Te comparto dos remedios naturales que usamos todos los días para resolver dos situaciones muy normales:  mejorar nuestro sistema inmunitario y acabar con el olor a pies.



Mi primer remedio es un té cargado de Vitamina C

Por un lado, sabemos que la Vitamina C tiene muchísimas propiedades.  Ayuda a la piel (pues es útil en la síntesis de colágeno), ayuda a la absorción de hierro, ayuda a controlar niveles de colesterol y triglicéridos, entre muchas otras características importantes.


Este té lo tomo todos los días y me ha mantenido fuerte y libre de infecciones. 

Preparación:

  • Hervimos toda la piel de un limón durante dos minutos
  • Dejamos infusionando 10 a 15 minutos. 
  • Filtramos
  • Exprimimos dentro todo el zumo del limón que habíamos pelado 


El té está listo para tomar con estos simples pasos. 

Hay a quien le gusta ponerle miel, que también es muy buena en caso de que tengamos molestias en las vías respiratorias. 

Se puede infusionar junto con media varita de canela. No abusar de la canela si estamos embarazadas.  Esto sirve para dolores menstruales.

Para darle un toque picante o si hay alguna molestia gastrointestinal, se puede infusionar junto con alrededor de 1 cm de jengibre rallado. 

Éste té yo lo tomo todos los días (o procuro) a cualquier hora (o sea, a la hora que me acuerdo que prepararlo). Como principal efecto, mantiene mis defensas altas.  Como segundo efecto, mi piel se ve muy bien. 

Mi segundo remedio es la manera de eliminar el olor a pies

Los que tenemos adolescentes en casa sabemos que los zapatos suelen ser una fuente no sólo de malos olores sino también de infecciones potenciales. 

El remedio es dar baños diarios a los pies:

  • Primer baño: En un recipiente con agua tibia ponemos un vaso de vinagre y remojamos los pies durante 10 minutos. 
  • Segundo baño: Volvemos a poner agua tibia en el recipiente y ahora ponemos una cucharada de bicarbonato. Remojamos los pies otros 10 minutos
  • Secamos perfectamente los pies y los ponemos en zapatos limpios y secos. 

En cuanto a los zapatos, después de lavarlos les ponemos una cucharada de bicarbonato para que absorba los olores.  Sacudir bien antes de meter los pies, pues el bicarbonato puede causar irritaciones si está en contacto directo con la piel durante mucho tiempo. 

Esto, haciéndose todos los días, funciona de inmediato y podemos jugar,andar en bici y hacer deporte sin que al quitarnos los zapatos se apeste toda la habitación.



¿Y tú cómo cuidas tu salud? ¿Tienes algún remedio para el olor en los pies? ¿Tienes algún remedio para dolencias gastrointestinales? 

¡Nos hace mucha ilusión escucharte! 

Próximamente te compartiremos las recetas de limpiadores naturales que hacemos para no contaminar el aire y el ambiente de nuestra vivienda.

Mi trabajo está protegido por derechos de autor, por lo que no debes compartirlo libremente, puedes imprimirlo cuantas veces necesites, pero no debes compartirlo con otr@s.  ¡Mejor recomiéndame!!

Cualquier duda o comentario, por favor ¡¡contacta y/o comenta!!
Gracias!

Comentarios